Votebien 2011

Síguenos en rssDel dicho al hecho

'Haré el metro por la Avenida Boyacá': Gina Parody

¿Qué tan viable es esta propuesta de la candidata independiente a la Alcaldía de Bogotá? Los expertos dicen que no es tan fácil.

Junio 18 de 2011
  • Enviar a un amigo
  • Disminuir Fuente
  • Aumentar Fuente
  • Imprima esta Nota
'Haré el metro por la Avenida Boyacá': Gina Parody

La candidata a la Alcaldía de Bogotá, Gina Parody, quien se presentará a las elecciones de octubre por un movimiento independiente, ha asegurado que si resulta elegida, construirá el metro en un trazado que recorra el occidente de la ciudad de sur a norte sobre la avenida Boyacá. La ruta de 32 kilómetros propuesta por la candidata comienza en el barrio Meissen en Ciudad Bolívar y termina en el barrio La Cita en la 170 con carrera Séptima.

El proyecto para construir el metro fue suspendido por la ex alcaldesa (e) María Fernanda Campo a mediados de mayo. La ruta que se había escogido era un trazado que partía desde el sur occidente en el portal de las Américas con dirección al centro de la ciudad. Al llegar a San Victorino continuaba en una vía subterránea por la carrera 13, paralela a la Séptima hasta la calle 100, y luego giraba al oriente con destino final a la calle 127 con Séptima.

La administración distrital estaba pendiente de contratar los diseños definitivos cuando ocurrió la suspensión del alcalde Moreno por la Procuraduría. Este hecho propició una declaración del Banco Mundial en la que canceló la financiación del proyecto hasta que no hubiera claridad en los procesos de contratación del Distrito.

La ruta que se tuvo en cuenta fue diseñada por la firma española Sener. Según Néstor Sáenz, coordinador del Programa de Transito y Transporte de la Universidad Nacional, y miembro del llamado grupo validador del metro, la administración Moreno puso una serie de restricciones a los españoles que les dejaron pocas opciones de trazado.

El profesor de la Nacional señaló, por ejemplo, que la Alcaldía exigió darle prioridad a un trazado cercano a los cerros orientales y que terminara en el occidente, evitando coincidir con la ruta de TransMilenio que sigue hacia el sur hasta Usme. “Sener no pudo evaluar otras rutas. Hubiera sido importante comparar usando criterios como los niveles de demanda en otros sectores de la ciudad o las dificultades de perforación subterránea”, explicó Sáenz.

La propuesta de Gina Parody es importante porque ofrece otras alternativas para que se hagan más estudios y se comparen los resultados, según cuenta el profesor de la Nacional. Sin embargo, aclara que una cosa es ofrecer propuestas de ruta para estudiar y otra cosa es comprometerse con un trazado sin que se tengan estudios. “La construcción de la primera ruta tiene muchas cosas en juego, porque es el punto de partida de la red que se construirá en el futuro. Hay que hacer unos excelentes diseños con el tiempo suficiente y no casarse con propuestas en campaña”, señala Sáenz.

El documento Conpes expedido por Planeación Nacional, sugiere que se escoja un trazado que priorice el corredor oriental de la ciudad, porque allí se concentra la mayor parte de zonas empresariales y universidades. Sin embargo, Parody ha insistido en que se debe construir el metro en el occidente para impulsar el desarrollo de esa zona de la ciudad y porque la demanda es alta: cerca de 25 mil pasajeros hora.

Los argumentos de Parody son controvertidos por Jorge Acevedo, investigador de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de los Andes quien también hizo parte del llamado grupo validador. Acevedo asegura que es válido proponer corredores, pero no se pueden tomar decisiones sobre el tema, únicamente con base en unos estudios de flujo de pasajeros. “No se puede hacer política con el trazado del metro. Esto no se puede convertir en un referendo sino que se deben tomar decisiones a partir de unos estudios serios y una visión de ciudad a largo plazo”, concluye Acevedo.

 



Otros expertos han desvirtuado totalmente la propuesta de Parody, considerándola como una traba más a la construcción del metro. Fernando Rey, profesor de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Santo Tomás, ha señalado en varios medios de comunicación que desde la alcaldía de Carlos Sanz de Santamaría en 1942, se han hecho 30 estudios coincidentes en una ruta por el oriente de la ciudad. “Produce pesar escuchar propuestas de algunos ciudadanos que, sin argumentos técnicos, válidos y sólidos, pretendan desvirtuar las 4 etapas de los estudios vigentes y propongan alterar el trazado actual para empezar dizque por la Av. Boyacá. No se ganan adeptos con semejantes sofismas de compromiso”, señaló Rey en una columna de opinión publicada en mayo en Semana.com.

Con algunos matices todos los candidatos a la Alcaldía se han mostrado de acuerdo con la construcción del metro, a pesar de las críticas que han hecho varios expertos por los altos costos y la poca cobertura. El presupuesto puede superar los 3 millones de dólares, lo que representa siete veces el valor de la construcción del túnel de la Línea, con una cobertura, que en el mejor de los escenarios, apenas llega al 11 por ciento de los viajes de la ciudad. Según expertos consultados, los costos son tan altos que el proyecto puede tardarse 10 años en su ejecución debido a la demora que implica buscar toda la financiación.

Así las cosas, la propuesta de Parody se queda a medias, porque aunque ofrece una nueva posibilidad que permite tener más argumentos a la hora de tomar la decisión final del trazado del metro, se casa con una idea sin los debidos estudios técnicos.


Votebien